Historia

 “Esta sociedad ha resuelto celebrar un gran concurso nacional de animales de galpón, de campo y feria de ganadería en general, en los días 2,3,4 y 5 de marzo de 1913 en la ciudad de durazno, en el local que posee sobre la margen derecha del pintoresco rio Yí, ubicado a 300 metros de la estación Yí, con embarcadero cerca y rodeado de campos de pastoreo. Amplísimas instalaciones para el alojamiento de animales de galpón; con aguas corrientes, banaderos y demás comodidades” (introducción del reglamento- programa de dicha exposición).

Así comienza esta historia de exposiciones…………

En la sesión del 2 de setiembre de 1912 fue designado el Dr. Miguel C. Rubino como veterinario oficial y se designa también una comisión especial encargada de confeccionar el programa de la 1° exposición feria, integrada por: Dr. José A. Etchechury, Miguel C. Rubino y Hector Sapriza Vera.
Y de esta manera surge el reglamento- programa donde se habla en sus diversos artículos de la admisión y extracción de animales, administración, venta y remates, jurados, premios, comisiones, avisos y reclames, licitación para instalación de restaurant y bar, pastoreos para los animales ya que era imposible alojarlos a todos en el local, tarifa especial de carruajes y rippers “para evitar los abusos que frecuentemente se cometen por cocheros poco escrupuloso”, se designa una comisión para trasladarse a Montevideo a invitar al acto inaugural al ministro de industrias, senadores y diputados que representan a durazno, se pasa invitación a todas las sociedades rurales y a las principales autoridades del departamento………

Tomamos de una editorial de “la publicidad” (6 de abril de 1913) “en la exposición feria recientemente realizada se pudo admirar con asombro la vertiginosa rapidez con que progresa nuestra campaña, y el engrandecimiento que perfectamente delineado se vislumbra para ella en el porvenir” “las practicas rutinarias y las tendencias retrogradas – que aun germinan en algunos estancieros- , y que son la rémora de los progresos positivos tienden a desaparecer completamente, encauzadas en la corriente general por las vías de la prosperidad. El espíritu de asociación, de adelanto y de progreso se ha posesionado de nuestros hombres de campaña, que hoy todos trabajan afanosamente – dedicándole actividades incansables y meritorias- por la brillantez de estos torneos, que son los cimientos sobre los cuales ha de descansar nuestra prosperidad futura” la reciente exposición feria nos lo ha demostrado así. Allí estaban representados el esfuerzo pujante y la encomiable actividad de lo laboriosos obreros de nuestra gran columna ganaderil” ya lo hemos dicho anteriormente y lo repetimos ahora: puede sentirse orgullosa y satisfecha la “sociedad rural”, del brillante éxito obtenido y del que (dimanara), a no dudarlo, una serie de triunfos, que participaran por igual los hacendados en general y la asociación organizadora de los torneos”.